viernes, febrero 10, 2006

La virgen del parabús

Con este marketing no hay quien se resista, voy a comprarme mi pulsera de la virgencita, no vaya a ser que el infierno sea como lo sueño: un negocio de fotocopias.

1 comentario:

oscar dijo...

no mams... este sitio esta genial. a ver si mi san peter la hace para marketear las crayolas.