martes, mayo 20, 2008

Jumping Someone Else's Train

18 horas es el tiempo que dura el viaje en tren de la ciudad de Chihuahua a Los Mochis. 18 horas para apenas pasar de un estado a otro.

El Chepe

En ese mismo tiempo un avión podría llevarnos a China, o podríamos ir a cualquier ciudad de Estados Unidos y regresar.

¡Se va el tren!

18 horas, cuando estamos acostumbrados a tomar un avión y cambiar en 2 horas nuestra vieja ciudad, por una moderna urbe texana o una playa caribeña.

Chihuahua Pacífico

Pero esas 18 horas devuelven la idea de viaje, al ir viendo los cambios del paisaje y experimentar la espera, mezcla de ansiedad y emoción.

El Chepe se va

El Chepe es el nombre del tren que atraviesa Chihuahua por barrancas y valles 4 veces más grandes que el Gran Cañon de Colorado. 20 mil caballos de fuerza, que arrastran un vagón restaurante, un vagón bar y 2 vagones para pasajeros.

Salida de emergencia

Plantaciones de trigo, barrancos, puentes, túneles, pueblos, bosques, vegetación tropical y profundos desfiladeros son algunos de los paisajes que se van viendo a lo largo del día. Y ver México desde la ventanilla de un tren no es poca cosa.

Abue y nieta

En las estaciones las mujeres rarámuris o tarahumaras ofrecen sus artesanías, no hay hombres, seguramente han emigrado.

cantando

A bordo, uno de los empleados canta y toca la guitarra. Créanme, pocas cosas tan chidas como no tener nada qué hacer más que ir viendo el paisaje, y si se acompañan de una cheve fría mejor.

Mariela y Ceci

El tren se detiene en estaciones como San Rafael, Cuauhtémoc, Divisadero, Cerocahui, Bahuhichivo y Creel.

Atardecer

Es posible usar el mismo boleto para hacer 4 paradas y pernoctar en alguno de los pueblos.

52000 kelvin

Por la tarde, el sol va convirtiéndose en una esfera rojiza, que ilumina en tonalidades cálidas los paisajes de las horas finales del viaje.

Velma, il tramonto e la torre

Ya no tengo por delante las 18 horas de recorrido, ya oscureció y no quisiera llegar todavía.

Curva

Es de noche, sopla un viento tibio. Es perfecto.

22 comentarios:

sirako dijo...

hombre, que fotazas!!!! mira,que si me espero pa' pedir no es por wey.
pronto podré tener la mejor foto sobre la faz de la tierra. puede que sea de este post, me encantaron y se me antojó bien cabrón ir a rolar en ese tren.

tu chica yeye dijo...

cuanto por la foto 8?

amo tu trabajo
te odio porque te envidio

pero es mas amor que odio...se agradecen tus post son geniales :)

Anónimo dijo...

Ay! No quiero decirte lo mismo que te digo siempre pero... preciosas fotos!
Tu post es bien bolaño y te imagino ahi sentado, tranquis con tu chela y oyendo a los smiths jiji.

Besos morro, espero verte pronto.

urs

GABY dijo...

me imagino que es hermoso viajar en tren.. y como tu lo dijiste, observar el cambio de paisajes, yo quiero viajar en tren.... no importa que sean mas de 18 horas!

espero un día de estos aventarme a viajar en tren... y poder captar imágenes hermosas como las que tu nos muestras!!

besitos!

carajo dijo...

qué


envidia

**Lucerita Asíntota** dijo...

Wow!
que hermosas fotos!
Espero poder un día viajar en tren ^.^

NH dijo...

Muchas gracias por tu comentario. Por cierto, que buenas fotos, eh?

SuperFandeMafalda dijo...

Ya lo dijeron antes que yo. Pero en serio...¡¡¡QUE BUENAS FOTOS!!!...Se ven tan claras. Nos cuentas muy bien el camino del chepe y la experiencia de tu viaje con esas imágenes.

Podrias decirme con que tipo de cámara tomaste esas fotos por favor, claro, si no es mucho pedir. Soy intento de fotografa...y un consejo tuyo sería muy valioso...ya soy tu fans ((^_^))...

Blas Torillo dijo...

Enrico...

¡Que hermosas fotos!

¡Que hermosos lugares!

Gracias.

Blas Torillo dijo...

Ups... feliz cumple, aunque sea tarde...

Un abrazo.

Dolores Garibay dijo...

Tuve el atrevimiento de guardar estas imágenes en un disco para mostrárselas a mis padres, pues ambos sienten nostalgia con lo relaionado al ferrocarril mexicano.

Muy buenas fotos.

Besos chilangos

chilangelina dijo...

Quiero ir al Chepe!!!
Quiero ir al Chepe!!!
Quiero ir al Chepe!!!
Quiero ir al Chepe!!!

Enrico, en este momento empiezo a hacer una lista detallada de los favores que te he hecho alguna vez; igual y me anda alcanzando para la foto 5...

Laura Müller dijo...

que padres fotos!! me da gusto que juiste a tierras norteñas!

Charra Frijolera dijo...

como chihuahuita que soy no me queda mas que felicitarte, lograste capturar la escencia de ese viaje, mejor aun lograste disfrutarlo y aprender lo que te enseña. Yo la primera ves lo recorri muy pequeña y fue magico.
Los hombres tarahumaras trabajan la tierra, por eso no se les ve tanto (aparte que si algunos emigran) tambien en las ciudades ves a las mujeres tarahumaras pidiendo dinero y todos se quejan que donde estas los hombres, pero ellos estan en las construcciones, vestidos de civil, pero somos tan engreidamente orgullosos para mirar realmente, bueno nomas una peque aclaracion.
un beso ganado

Amiguis/z dijo...

¡Qué fotos!

Cuando apenas estaba cargando la página, pensé que el tren de la primera foto tenía unas orejas de Mickey. Pero no, nada de eso.

Igual hubiera estado bonita y anecdótica.

Carmen dijo...

Si no fuera por tus fotos despotricaría horrible de mi experiencia en tren de Chihuahua al Pacífico.
Yo hice este viaje cuando tenía 15 años, y no sé si por la edad, por la compañia, o por el tren que por supuesto no era el Chepe, llegué mentando madres a Chihuahua y me enfermé. A sido uno de los viajes más horripilantes y aburridos de mi vida. Pero después de ver estas fotos, ay Enrique, casi casi te pongo tu casa aparte. ¡Qué chulada! Hago genuflexiónes ante ti y como dice Sirako: de este post salen las fotos que me debes me cae.

chilangelina dijo...

Vine a ver tus fotos otra vez, estan bien chidas, y tu relato tambien.
Oye, la palabra "cheve" es carbono 14....
Oye, y Amiguiz tiene razon, en la primera foto parece que el tren tiene orejas de Mickey...

chilangelina dijo...

Oye, oye, oye.

tazy dijo...

las fotos de los atardeceres... BIEN (eso en lenguaje de mi tierra quieren decir pocamauser)


osease... BIEN



me gusta el tren pero así como extrañarlo qeu bruto no. Me mareaba jajaja

Enrico dijo...

sirako: Sí, lánzate, pero mejor con algo de varo, las chelas son de 35, pero la peli que pasan sí aguanta.
chica yeye: Pues a ver, ¡¡ofrezca, ofrezca!! Saludos.
urs: gracias, a ver si salen unas chelas esta semana.
gaby: Pues la verdad si soy fan de los trenes y metros, más que de los jetta y vochos arreglados.
carajo: Oh, pero no todo es miel sobre hojuelas en esta chamba...
lucerita: Sí, te la pasarás bien chido. Saludos.
nh: ¡Gracias!
Mafalda herself: Pues la cámara es una rebel xti con un lente 16-35 2.8 LII, que es la neta del planeta. (Pero que no he terminado de pagar)
blas: De nada maese Blas, un abrazote.
dolores: Espero que tus papás las hayan disfrutado. Saludos.
Chilangelina: ¡VAMOS, VAMOS, VAMOS, VAMOS! Caaaaaaaasi te alcanza, pero... jeje, podemos arreglarnos.
laura: Sí, ya me di cuenta que en el norte norte, son más chidos que en el centro norte jeje. Saludos.
charra: Pues sí, es un poco de todo. De cualquier manera una crónica ni es objetiva, así que gracias por la aclaración.
amiguiz: Un honor que esta vez no hayas sido una visitante anónima. ¡Abrazos!
carmen: Jeje, ya mejor ni me comprometo. Abrazos.
chilangelina: ¿Qué milanesas que no bisteces? ¿Cheve es carcamán? ¡La turca, porque la mía ni t´ahorca!
tazy: Saludos y no se haga, que su tierra está más chilanguizada que Monterrey jeje. ¡Abrazos!

Love doctor dijo...

Yo soy de alláaaaaaa!!!

No chingues, qué hermosas fotos.

Una vez, mi amiga Claudia y yo nos íbamos de viaje. Ella a Barcelona, yo a Delicias. Al llegar a casa de mi mamá, prendí la ocmputadora para conectarme al messenger, en perfecta sincronía con mi amiga, quien también había recién desempacado, pero en otro continente. Gulp.

Salvatore dijo...

Sin duda que esta es una de las entradas más emotivas y poéticas de cuantas has publicado. Aquí ese aire surreal le sienta muy bien a las atmósferas de esa frontera en donde la inmensidad hacen que el hombre se sienta una vez humilde ante la naturaleza. Abandone esos delirios de grandeza, y vuelva los ojos a la belleza que inherente en todas las cosas.
¡Enhorabuena!
Además de que me gustó mucho la entrada, también te escribo muy feliz porque ya soy papá. Y aunque parezca trillado uno ve la vida con una perspectiva bien distinta.
Por cierto, el buen Genaro conoce bien al CHEPE, pues él se internó en el universo Tarahumara por más de tres meses para hacer su reportaje novelado, que le sirvió de tesis de licenciatura.